Los 10 mandamientos según Nietzsche

Nietzsche, el martillo de las conciencias, no deja indiferente a nadie. Si una de sus ideas te penetra, puede dinamitar alguno de tus principios morales, y lanzarte por el camino del crecimiento vital. Este camino es apasionante pero incompatible con la comodidad psicológica. ¿Realmente merece la pena perder tus certezas y tu estabilidad moral? Piénsalo bien, quizás lo mejor para ti sea pasar de largo.

Elige tu propia moral

PRINCIPIO de partida: sí a una moral personal no a una moral de rebaño
Cada cual ha de ascender hasta su propia cumbre, y alcanzar su propio punto más alto. 
La moral debe convertirse en esa fuerza personal que impulsa a cada uno a su cumbre más alta. 
Este principio de partida o premisa dice que la moral debe subjetivizarse y debe evitar las posiciones universalistas. La moral  está en función de las circunstancias subjetivas e intransferibles de cada individuo. Como derivado de lo anterior se rechaza la uniformidad moral (moral de rebaño o el "instinto gregario") como esencialmente buena o preferible. Las equivalentes situaciones sentimentales entre individuos permiten hablar de morales "parecidas" pero esta uniformidad moral no es un efecto deliberado, sino una coincidencia involuntaria.

Sí una moral personal ya que de todas formas será subjetiva
Como las verdades son necesidades psicológicas, mi opinión vale para mí, la tuya para ti, y la suya para él.  (FFNN) 
Las verdades para cada uno son sus errores irrefutables, su valor no radica en que sean verdaderos, sino en que mantiene nuestra estabilidad interna, a nivel psicológico. (FFNN) 
Nos apoyamos en mentiras vitales porque cubren nuestras propias necesidades psicológicas, así que sin ellas no podríamos vivir. (FFNN) 
La razón es el análisis de lo que se cree por fe (Chubert) 
Nadie puede ver ni comprender en los otros, lo que él mismo no ha vivido (Hesse) 
Sólo entendemos las preguntas que podemos responder (atribuida a Nietzsche). 
Nuestras creencias están determinadas por nuestro sustrato sentimental-instintivo y esto es personal e intransferible de cada uno. Nuestras creencias y nuestras escalas de valores, no son el fruto de un razonamiento, sino al contrario. Nuestro sustrato irracional-instintivo genera nuestra forma de ver el mundo, y es al final del proceso cuando diseñamos razones para justificar nuestras creencias previas.

No a la moral de rebaño
 La moral genérica y abstracta, es un instrumento educativo de nivelación, que se usa para hacer más homogéneo y manejable al rebaño. (FFNN)
Lo que más odia el rebaño en aquel que piensa de modo distinto, no es tanto la opinión en si, como la osadía de querer pensar por si mismo, algo que ellos no saben hacer. (Shopenhauer)
La justicia dice así: los hombres no son iguales, ni tampoco es necesario que lleguen a serlo. (FFNN)
Con los conceptos globalizadores, ya sea raza, nación, la clase o la humanidad, se quiere fortalecer a la idea abstracta a base de igualizar y debilitar a las personas concretas. 
Cuando nos incluimos en un conjunto trascendente, nos convencemos de que un espejismo vacío nos puede proporcionar aquello que nos falta. 
Cuando nos sentimos impotentes no nos podemos concebir a nosotros mismos cono unidades, porque nos sentimos incompletos.(FFNN) 
Necesitamos lo inmutable para poder descansar en él. (FFNN)
Los señores crean valores personales, el rebaño universaliza esos valores. Se ha divinizado al instinto de rebaño y se ha calumniado aquello que separa a los hombres superiores de los inferiores, su instinto creador de abismos. (FFNN)
La moral universal enmascara la básica diferencia de las personas según la intensidad de sus pasiones (FFAA). 
La nación es una forma de sublimación que se utiliza para ocultar las diferencias sociales. Pone al mismo nivel al esclavo y al amo.(FFAA) 
La moral universal es fruto de un error del lenguaje que aparece al actuar como  "opio del pueblo" enmascara la básica diferencia de las personas en función de la intensidad y la calidad de sus pasiones.


Sí a la moral personal porque la universalidad es imposible
Cualquier concepto es una ficción lingüística, creada para reducir nuestro pánico a lo inexpresable. (FFNN)
La consolidación de verdades y mentiras es fruto de la comodidad verbal, cuando nos cansamos de pensar colocamos una palabra. (FFNN)
Mientras se crea en Dios, también se creerá en la gramática. El lenguaje mantiene el bien y el mal con una forma extramoral: la verdad y la mentira. (FFNN)
Necesitamos unidades para poder calcular y comunicarnos, pero eso no es razón para suponer que existan. (FFNN)
La identidad intenta detener el fluir de la naturaleza, congelándolo y fosilizándolo en ideas eternas, pero el universo es devenir nada permanece. La ley de identidad de una cosa consigo misma (FFNN)
La costumbre gramatical nos hace creer que puede haber una sola acción y que esta puede tener una sola causa. (FFNN)
La conciencia nos concibe como continuos porque precisamente, ser consciente es utilizar la continuidad en el lenguaje. (FFNN)
El mundo no tiene sólo una interpretación, sino que contiene interpretaciones hasta el infinito (...) El conocimiento es un tipo de arte. (FFNN)
La crítica epistemológica de Nietzsche concluye que no puede haber universalidad en la moral ya que la universalidad nunca puede salir de ámbito metafísico del lenguaje. El lenguaje queda aislado en un mundo paralelo a la realidad pero sin contacto con ella. Por ello la universalidad es un concepto-ficción un abstracto necesario para la comunicación, pero sin existencia real. Una mentira útil y necesaria para hacer posible la comunicación.

No al proselitismo
El proselitismo es síntoma de que se duda de las propias ideas, porque si las tuvieras claras no tendrías esa necesidad de convencer a los demás para convencerte a ti mismo (FFAA) 
El síntoma más hondo de sabiduría es haber perdido necesidad fisiológica de convencer. (FFNN)
Guardaos de la plaza pública donde se persuade con gestos porque el populacho desconfía de las razones.  (FFNN)
Como la moral y las creencias son personales, el proselitismo o la necesidad de convencer a otro solo puede explicarse aludiendo a la propia ambición o deseo de superioridad. Realmente, puesto que las creencias tienen una raíz no racional, es imposible hacer cambiar de opinión a una persona, lo único que puedes hacer es cambia la forma de expresar una misma opinión. Por ejemplo puedes convertir a un católico radical en un anarquista radical puesto que ambas posturas son "sentimentalmente" paralelas y responden a unos instintos equivalentes, aunque sus argumentos racionales parezcan colocarlos en las antípodas.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

En efecto, creo que ser uno mismo es básico para ser feliz. Si cualquier moral es subjetiva, por qué entonces no vivir mejor con una propia.
Como dice Nietzsche, no dejes que la tribu te absorba, aunque en ocasiones eso implique estar solo. Considero que vivir de pensamientos ajenos hace tu vida superflua.

Anónimo dijo...

Apoyo este blog y agradezco al autor por sus publicaciones, espero que pronto subas el resto que falta. Te mando un abrazo y mucho ánimo para completarlo.

Diego91 dijo...

Gran blog. Mis felicitaciones, Francisco!

daniela jaime martha dijo...

Me encanto

Unknown dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Alex Rodriguez dijo...

Vete a tu aislamiento amigo..